La Web de Paraná
ÚLTIMAS:
Hogar y Jardín / 21-05-2011

Zen y minimalismo: ¿en qué se diferencian?


Consejos para que tus habitaciones se tiñan con un estilo oriental


Comentarios 0 comentarios. Dejá el tuyo! Enviar por e-mail Compartir en Twitter Compartir



Aunque muchas veces se los confunde e iguala, una casa zen es mucho más que una sencilla decoración minimalista, ya que el espíritu zen trata de estar en armonía con la naturaleza, pero nunca aislarse de ella.

El origen del zen está en el budismo y su filosofía, que perdura desde la antigüedad, cobrando nuevos valores en la sociedad actual. Consiste en una corriente espiritual que apunta a la armonía entre lo material y lo intangible. Tanto en el interior como en el exterior, se trata de una construcción que fluye entre los límites de lo edificado y el medio ambiente natural.

El espíritu zen asiático permite transformar un hábitat o una vivienda en una zona tranquila y reposada. La serenidad es la pauta más importante que se debe seguir.

El primer paso será remover cosas de la habitación y de la vida que no son esenciales. Todo lo que sea importante en el cuarto es conveniente guardarlo en un lugar determinado cuando no esté en uso.

Para elegir los colores, se recomienda una paleta de tonos neutrales y los cálidos veraniegos. El zen es un estilo de decoración frugal que pone énfasis en la conexión y la simplicidad, por lo que los sólidos color tierra son los mejores patrones.

Las paredes deberían tener hasta dos pinturas o portarretratos, en lugar de estar cubiertas de imágenes. Para los muebles, es necesario optar por líneas limpias. Los materiales naturales, como el bambú y el roble, hacen hincapié en productos manufacturados y dan más comodidad que otros objetos.

Existen algunos complementos que pueden ayudar a crear ese ambiente de relajación y equilibrio deseado. Las velas y el incienso son dos elementos infaltables. Los aromas suaves serán muy útiles, ya que invitan a la relajación.

Es fundamental tener presente que el foco de una habitación con tema zen debe ser una contemplación calma. Una simple fuente de agua vertiéndose sobre las piedras puede contribuir con la filosofía, como también puede hacerlo el arte en un estilo simple.

Si al respirar profundamente en la habitación podés alcanzar un estado de relajación, ¡lograste con éxito un ambiente zen!



Fuente: Clarín




Comentarios Dejá tu comentario      
Nombre: E-mail:      
Mensaje:


La Web de Paraná no tiene responsabilidad alguna sobre los comentarios de terceros. Los mismos son de exclusiva responsabilidad de quien los emite. La Web de Paraná se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.
Comercios Rubros
© Copyright 2009-2017 LA WEB DE PARANÁ > www.lawebdeparana.com < Todos los derechos reservados.

NicoSal soluciones web