La Web de Paraná
Locales / 01-06-2011

Paraná: Pesquisa en Facebook y Twitter para frenar fiestas canilla libre


Explican que los eventos donde se venden bebidas sin límites violan la ley de alcoholismo y se desarrollan en lugares no habilitados. La comuna ha notificado ya a clubes y otros locales para que se abstengan de alquilar sus salones a los organizadores. Agentes investigan en redes sociales para detectar fecha y dirección de las próximas fiestas


Comentarios 0 comentarios. Dejá el tuyo! Enviar por e-mail Compartir en Twitter Compartir

La comuna lanza un operativo para desarticular eventos clandestinos

La comuna lanza un operativo para desarticular eventos clandestinos

La Municipalidad de Paraná está llevando adelante acciones con el fin de erradicar la realización de fiestas canilla libre en la ciudad. Se trata de eventos que organizan particulares, por lo general en clubes o salones de asociaciones civiles, para los cuales se cobra una entrada fija (entre $30 y $40) y se permite a los asistentes beber sin límite. En ocasiones, la fiesta canilla libre se hace en locales habilitados como bares, pubs o boliches pero no se promociona por obvias razones: un evento de estas características estaría violando la ley nacional de alcoholismo (Nº 24.788) que prohíbe la venta de bebidas a menores y brega por una cultura de moderación en la ingesta.
A la cuestión del alcohol se agrega que en algunos casos las fiestas se realizan en lugares no autorizados para funcionar como "boliche", esto es, sin medidas de seguridad, sin aislamiento acústico y sin posibilidad de controlar el ingreso del público. Así, al momento de empezar a difundirse la promoción del evento –por lo general los chicos se enteran de boca en boca o mediante redes sociales– la comuna notifica al local donde presuntamente se realizará la fiesta canilla libre y le prohíbe llevar adelante la misma. A veces el club o entidad civil acata y a veces no.
Los operativos se están llevando adelante desde hace unas semanas y ahora los agentes de la Dirección de Control Comercial municipal han sumado la modalidad de chequear periódicamente Facebook y Twitter para detectar los sitios, fechas y horarios donde se hará la próxima canilla libre.

Conectados. Cumpleaños, aniversarios, recaudación de fondos para viajes a Bariloche y a veces las ganas de divertirse sin más, son los móviles que llevan a un grupo de chicos o adultos a organizar las celebraciones a las que acuden jóvenes e inclusive menores, a tomar hasta que se hartan. El problema que estas fiestas no se encuadran en ninguna normativa, según los funcionarios "promocionan la ingesta descontrolada de alcohol", y son netamente "clandestinas". Por esos motivos quieren frenarlas, explican. Y aun cuando el móvil de la organización sea "juntar plata para el viaje de estudios", para la comuna la responsabilidad siempre recae sobre los adultos, pues –calculan– entre alquiler de salón, equipamiento musical y compra de bebidas, a veces los costos ascienden hasta los $20 mil pesos por noche. "Un joven no tiene el poder adquisitivo para hacer una inversión semejante", reflexionan desde el Palacio municipal.
El director de Control Comercial, Fabián Rueda, precisó que los agentes de la Dirección están realizando seguimientos de estos eventos en las redes sociales Facebook y Twitter, sitios a través de los cuales por lo general se conocen las novedades acerca de las próximas fiestas y se venden las entradas. "Para las fiestas clandestinas la confirmación se hace por Facebook o Twitter", dijo Rueda, y con los datos que vayan arrojando las pesquisas, la comuna irá notificando a los locales donde presuntamente se harían las fiestas. "Los locales o salones que no estén habilitados y realicen estas fiestas no autorizadas, se van a inhibir", adelantó el funcionario.

Notificaciones. Rueda describió que las fiestas canilla libre "se suelen organizar en distintos clubes de la ciudad", señaló y comentó que el fenómeno ha reverdecido después de que "las fiestas se habían cortado en la zona de quintas", dijo el funcionario, en referencia a las celebraciones privadas en casas que tampoco está permitido realizar. En cuanto a las fiestas canilla libre, "por resolución se ha notificado a los clubes donde los organizadores tienen planeado hacerlas" pero algunos acatan la notificación y otros no. "El Club Talleres ha acatado la notificación y han suspendido las contrataciones", indicó Rueda. Pero "no pasa lo mismo con Club Olimpia, y el club de Avenida Ejército, al cual inclusive hemos notificado por segunda vez", denunció el funcionario.
Estas fiestas no se pueden hacer porque "contravienen la ley de lucha contra el alcoholismo haciendo promoción del beber sin límites", puntualizó el funcionario. "Inclusive en el último caso hemos enviado copia de la resolución a comisarías de la zona", dijo. Sucede que la Dirección "actúa con la policía: los clubes no pueden albergar eventos similares a los de confiterías bailables, está prohibido", dijo. Justamente, a raíz de situaciones semejantes –organización de fiestas con cobro de entradas y expendio de bebidas– Rueda recordó que "el año pasado se inhibieron (para la realización de cualquier evento en lo sucesivo) los clubes Quique y Ciclista como sanción por haber realizado fiestas canilla libre", dijo. Y semanas atrás se notificó al "salón ubicado en Irigoyen entre Gualeguaychú y Carbó –sede de una entidad de jubilados bancarios– que no contaba con autorización correspondiente ni habilitación a tal efecto" y donde se celebró sin embargo una fiesta de estudiantes secundarios con música electrónica, se explayó finalmente el funcionario.

Características
Las fiestas de canilla libre generalmente se organizan para celebrar cumpleaños o para juntar recursos por "x" motivo (viaje a Bariloche, otros), en algunos bares o pubs pequeños que tienen sectores de canilla libre, abonando el monto por persona y de forma anticipada. Los cotos de la entrada van de los 35 a 40 pesos, según el servicio de bebidas o si los asistentes abonan el canon previamente o en la puerta, que es más caro y deben estar anotados en una lista que dejan los convocantes. Generalmente los asistentes tienen acceso al consumo irrestricto de fernet, vino, cerveza y tragos varios. El costo puedo incrementarse si se incorporan otras bebidas como espumantes o champagne. Según se comentaron fuentes cercanas a particulares que organizan estos eventos, el negocio deja buena ganancia. "Conviene porque los pibes se re chupan, dejan de tomar enseguida, y salís ganando plata. Se hace en clubes, boliches (algunos), en salones. Se hace todo el tiempo, y además a los chicos también les conviene: fijate que hoy en día una cerveza en cualquier lado te sale de 12 pesos para arriba, mientras que en las canilla libre pagás $30 más o menos y tomás todo lo que querés", comentó una joven asistente a este tipo de eventos. "La otra vez fui a un recital y por $20 tomamos sin límites en el sector vip del local", contó. Acerca de la periodicidad con las que se hacen las fiestas canilla libre, dijo con frescura: "Se hacen en todos lados todo el tiempo, es más, hay algunas que son mensuales o que se hacen cada tanto con el mismo nombre, así uno ya las conoce. Yo fui dos veces a una que se llamaba igual", comentó finalmente.



Fuente: El Diario




Comentarios Dejá tu comentario      
Nombre: E-mail:      
Mensaje:


La Web de Paraná no tiene responsabilidad alguna sobre los comentarios de terceros. Los mismos son de exclusiva responsabilidad de quien los emite. La Web de Paraná se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.
MATERIAL MULTIMEDIA
 
Comercios Rubros
Encontrá este widget en www.argentina.ar

© Copyright 2009-2014 LA WEB DE PARANÁ > www.lawebdeparana.com < Todos los derechos reservados.

Desarrollo Web y Hosting > NicoSal Web Design - de NICOLÁS SALOMÓN